0
0
jeventpage
0
s2smodern

Aunque hoy es sólo una ermita, en el pasado desempeñó las funciones de parroquial. Se construyó en el siglo XII, siguiendo un modelo muy extendido en la época, caracterizado por la sencillez y la economía de medios: planta rectangular, cabecera recta y cubierta de madera a doble vertiente sobre grandes arcos apuntados.

Durante la época del románico y siguiendo una tradición mucho más antigua, las iglesias acostumbraron a pintarse con una finalidad didáctica y divulgativa: la de contar en imágenes, para aquellos que no sabían leer y escribir, la historia sagrada.

Esta tradición de decorar el interior de los templos con pinturas murales iba a continuarse a lo largo del siglo XIII, pero las formas iban a cambiar, dando lugar a lo que conocemos como pintura gótica temprana (porque van a ser las primeras manifestaciones de este nuevo estilo), francogótica (dado que su origen hay que ir a buscarlo a Francia) o gótica lineal (ya que predominará la línea sobre el color).

El nuevo estilo se difunde y llega al Somontano a través del arte mueble, que es de fácil trasporte, y principalmente, a través de la miniatura. Los libros iluminados, fáciles de transportar por su poco peso, eran un objeto común de intercambio entre los canónigos de las grandes catedrales y entre los monjes de los monasterios, en los que casi siempre había un taller de miniaturistas y copistas, dedicados a reproducir y embellecer los textos sagrados. Con la llegada a Huesca de alguno de estos libros miniados procedente de Francia, se generaría en torno a la catedral un taller de miniaturistas. Como era frecuente que estos artistas desarrollaran más de una actividad y se dedicaran a la miniatura y a la vez a la pintura mural, en este taller habría que buscar el origen de esos conjuntos de pintura mural del Somontano y también de la Hoya de Huesca: Liesa e Ibieca.

Esta pintura presenta una serie de rasgos estilísticos que la hacen inconfundible. Se utilizan colores vivos y brillantes, colores que se utilizaban especialmente en la confección de vidrieras: el blanco, el rojo y el azul.

También hay que relacionar con el arte de la vidriera el hecho de que la línea predomine sobre el color, dando lugar a figuras estilizadas de porte elegantes perfiladas por líneas que van marcando una cadencia sinuosa.

Un rasgo que supone un avance con respecto a la pintura románica es el hecho de que las figuras compongan escenas y se sitúen en el espacio y en el tiempo: ya no son figuras hieráticas, inexpresivas, aisladas y atemporales, como lo eran para el artista románico, sino que ahora componen escenas, se relacionan entre ellas, e intercambian gestos y, mediante el paisaje de fondo o las arquitecturas, se sitúan en un momento y en un espacio determinados

Estas escenas no se colocan al azar, sino que aparecen ordenas en registros y en viñetas. Es a través de estas viñetas por donde se puede rastrear el origen de la primera pintura gótica en la miniatura.

Hoy sólo se puede contemplar en Bierge una parte del ciclo de pinturas que decoraron la iglesia, ya que en 1949 fueron arrancadas, vendidas y se dispersaron entre varios museos y colecciones privadas de todo el mundo (Museo Nacional de Arte de Cataluña, Museo de Bellas Artes de Toronto, Art Gallery de Ontario, Metropolintan Museum de Nueva York, Joslyn Art Museum de Omaha-Nebraska, Museo de Huston-Texas).

En su realización intervinieron 2 maestros que trabajaron en 2 períodos sucesivos, conocidos como primer y segundo maestro de Bierge, para aludir a su cronología y estilo.

 

  • Bierge. Pinturas San Fructuoso 2
  • Bierge. Pinturas San Fructuoso 3
  • Bierge. Pinturas San Fructuoso 4
  • Bierge. Pinturas San Fructuoso

 

FaLang translation system by Faboba
 
logo comarca pie
logo-ceder
logo-leader
logo feader
ga agricultura
 

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales.