0
0
jeventpage
0
s2smodern

En el s. IX la paz islámica, tras la ocupación, había sido alterada por la intervención de la corte carolingia al sur de los Pirineos. La Marca Superior de al-Andalus andaba revuelta por las luchas intestinas entre los jefes musulmanes altoaragoneses.

En este estado de guerra civil surgieron dos jefes que de las filas rebeldes pasaron a la más fiel lealtad al emirato; uno de ellos era Jalaf ibn Rasid ibn Asad, aliado del rebelde Bahlul ibn Marzuq. En el año 802, Jalaf cambió su forma de pensar enfrentándose a Bahlul que tuvo que refugiarse en el castillo de Barbastro del que fue expulsado y muerto por Jalaf, ocupando éste sus posesiones en Huesca y Barbitaniya.

Jalaf puso su capital en Barbastro, ampliando y fortificando la incipiente ciudad, manteniendo su poder hasta el año 860-861, fecha en la que murió. Fue sucedido por su hijo Abd Allah ibn Jalaf que pudo mantenerse relativamente independiente del poder de Córdoba durante los emiratos de Al Hakam I y Abd al Rahman II. Jalaf ibn Rasid ibn Asad es recordado como el constructor del castillo de Alquézar y creador de la ciudad de Barbastro.

 

Alquezar. Leyenda de la conquista 2

 

FaLang translation system by Faboba
 
logo comarca pie
logo-ceder
logo-leader
logo feader
ga agricultura
 

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales.