0
0
jeventpage
0
s2smodern

Esta plaza nació y floreció al amparo del comercio, favorecido por la estratégica situación geográfica de la ciudad de Barbastro. Desde sus orígenes congregó en su perímetro a numerosos comerciantes y hortelanos que exponían vistosamente los cestos de “espinaques”, cebollas, judías, cardos, acelgas, pimientos, tomates, berenjenas, calabazas y todo cuanto en esta tierra criaban sus campos. Los productos de las huertas quedaban allí bajo la sombra protectora de los porches, al abrigo de la lluvia o del calor del sol.

A diferencia de otras plazas españolas no acogió ningún edificio de poder. Comprar, vender, ... éste es el papel de la Plaza del Mercado en una ciudad de plazas especializadas que ya contaba con una Plaza en el Ayuntamiento y otra en la Catedral.

Cada sábado este espacio público vuelve a ser escenario para el intercambio y el comercio, lugar de sociabilidad, para la cultura y la expresión; vuelve a ser lugar para la vida política en la calle y también para la fiesta.

El tiempo y los cambios de gusto que cada época trajo consigo, fueron transformando este escenario para la vida cotidiana de los barbastrenses.

Las casas más antiguas, con soportales de baja altura y una marcado aire popular, conforman un frente compacto y uniforme. Paseando bajo estos soportales y mirando al techo puede verse que en las bovedillas de yeso, entre el entramado de vigas se abren pequeñas ventanitas: levantar una pequeña baldosa del suelo bastaba para ver quién llamaba a la puerta.

El nuevo espíritu que el siglo XX trajo consigo penetró también en este rincón de la ciudad. Hacia 1932 vio la luz un proyecto que suponía una renovación total y que pudo haber dado lugar a una plaza monumental conformada por edificios de tipo historicista. En ellos se conjugarían diferentes estilos, contrapunto que el gusto individual proporciona al conjunto planificado por la iniciativa pública. Son Casa Calonge, de aire neomudéjar, los Almacenes San Pedro...

Hacia 1975, en el solar donde estuvo la casa natal de San Josemaría Escrivá de Balaguer, se construyó el edificio que terminó de definir la identidad de este espacio urbanístico.

Combinando la teja, la piedra y el ladrillo con dinteles de hormigón visto abujardado, reinterpretando las formas y el canon de otros elementos tradicionales como el gran alero volado o galería de estilizados arcos de ladrillo, sus autores H. Dols y S. Sols recrearon el estilo tradicional aragonés desde el la perspectiva contemporánea.

 

  • Plaza del Mercado 2
  • Plaza del Mercado 3
  • Plaza del Mercado 4
  • Plaza del Mercado 5
  • Plaza del Mercado 6
  • Plaza del Mercado 7
  • Plaza del Mercado

 

FaLang translation system by Faboba
 
logo comarca pie
logo-ceder
logo-leader
logo feader
ga agricultura
 

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales.