0
0
jeventpage
0
s2smodern

El templo de Nuestra Señora del Pilar, es de una sola nave con cabecera poligonal de cinco paños, estructura que se percibe claramente desde el exterior, al igual que la de las dos capillas, de escasa altura, abiertas al segundo tramo de la nave.

Una maciza torre totalmente construida en piedra, se adosa a los pies del templo. El campanario se remata con un chapitel y antepecho, todo de obra actual.

El templo fue construido con sillares escuadrados de piedra arenisca. Abundan en ellos las marcas de cantero de diverso tipo.

Los contrafuertes se prolongan hasta el rafe o alero, con pilastrillas dóricas sobre las que monta la cornisa de piedra que recorre todo el perímetro del templo. Las dos pilastras adosadas al muro sur, excepcionalmente están decoradas con molduras y albergan inscripciones epigráficas referentes a la construcción. “IVAN TORON ME FECIT”, con lo que se nos confirma la autoría de la obra; la otra dice “(···) DE IVAN TELLET”.

La portada, de inspiración clásica, se abre en el muro sur al primer tramo de la nave. El vano de medio punto (al interior, rebajado), está sostenido por pilastras sobre podio, decoradas en sus frentes con querubines de relieve muy difuso por el desgaste de la arenisca. En la parte interna de la jamba la decoración se completa con cornucopias y aves. El intradós del arco alberga una decoración de casetones con motivos florales. La rosca está decorada con molduras. Las enjutas presentan cartelas y espejos. Flanquean el vano dos columnas corintias de fuste estriado que sustentarían en origen un friso y un frontón. Estos elementos habrían quedado ocultos cuando años después de la construcción de la portada, se reformara el atrio.

En planta el templo presenta una sola nave de dos tramos, con dos capillas laterales abiertas al segundo tramo de la nave y cabecera poligonal, de cinco paños. A los pies se sitúa el coro.

El coro alto presenta un hermoso antepecho de madera labrada; el sotocoro se cubre con una bóveda de crucería, al igual que el resto del templo.

Las bóvedas, de sencillo diseño, están realizadas en su totalidad en piedra, tanto para la plementería como para los nervios. Éstos, finamente moldurados, se agrupan en haces que apean sobre ménsulas decoradas y labradas también en piedra. Todas las claves se tallaron con decoración vegetal, salvo la del presbiterio, que presenta la inscripción alusiva al nombre de Cristo: IHS.

Las capillas, afrontadas, se abren a la nave por medio de arcos de medio punto bocelados. Se cubren con sencillas bóvedas de crucería, cuyos nervios apean en ménsulas de esbelto canon. A los pies del templo se abre una tercera capilla cubierta con bóveda de cañón, que conforma la base de la torre. Aunque sirvió originalmente como baptisterio, hoy está dedicada al Santo Cristo. Se ilumina a través de un vano de medio punto. En el siglo XVIII recibió en muros y bóveda una decoración pictórica de muy aceptable factura, que representa a los doce apóstoles.

Aunque no se han hallado referencias documentales directas acerca de su fábrica, los elementos epigráficos hallados en los muros exteriores del templo, confirman la autoría de Joan Torón, un acreditado maestro de iglesias que formó compañía con Antón Torón y Martín Torón a quienes se ha documentado en algunas de las obras de mayor calidad realizadas en la segunda mitad del siglo XVI en el Somontano: Azlor, Naval (c. 1584), Abiego (1584), Colungo o la capilla Lunel de la Catedral de Barbastro (1609). A estas obras hay que añadir otras realizadas fuera de la comarca del Somontano, como la espléndida parroquial de Olsón, en Sobrarbe.

Por otra parte, Joan Tellet[1] es uno de los más interesantes constructores altoaragoneses del siglo XVI. Se le llama piedrapiquero y maestro de cantería y alquitratura. Es un arquitecto plenamente renacentista, buen conocedor de lo que se estaba haciendo en otros lugares, conocimientos que aplicó en las iglesias que trazó y realizó. En 1546 participó con Torón en la construcción de la Iglesia de Santa Bárbara de Olsón en la que dejó escrito sobre la puerta de la sacristía JOAN TELLET ME FECIT 1546.

En 1566 firmó el contrato para acabar las obras de la iglesia de la Virgen de la Peña de Graus y para reparar el puente de Santa Bárbara de la misma localidad. Fue también quien dirigió las obras de la iglesia de Castejón de Sobrarbe, en la cual dejó grabado JOAN TELLET ME YZO 1557. En 1562 firmó el contrato para la construcción de un puente sobre el Alcanadre, contrato en el que Joan de Segura, obrero de villa, y uno de los grandes de su tiempo, aparece como fiador. En 1566 capituló la construcción de la iglesia de Gil. En 1570 tomó parte en la construcción de los muros de contención de Biescas. Además de las obras documentadas, debió realizar otras en Monzón y Sariñena, villas de las que se dice habitante en los documentos anteriormente citados. En 1572 vivía en Barbuñales, dado que aparece en el contrato de la ampliación de la fuente del lugar, pero poco después moriría, ya que en 1575 era ya difunto.

La mayor parte de las construcciones en las que estos maestros participaron se caracterizan por su monumentalidad, dadas sus dimensiones y por el excelente trabajo de la piedra. La distinta calidad de las canteras de donde se extrajeron los sillares, según zonas, ha condicionado el estado en el que estas fábricas han llegado a nuestros días.

Acabada la obra de Colungo, antes de 1575, y por su gran calidad, debió causar un gran impacto en las poblaciones vecinas, lo que motivó que en la capitulación de la iglesia de Salas Altas se tomara como medida y modelo a imitar. Parece pues, que el Concejo de Salas Altas quedó altamente impresionado por la categoría del templo modelo, al que Joan Torón y Joan Tellet supieron imprimir un estilo que la de Salas Altas nunca alcanzó.

En Colungo, la escasez de luz interior debida a las reformas que cegaron los vanos, junto con el acusado desgaste de la arenisca y el lamentable estado de abandono en el que se encuentra la fábrica hacen que hoy dominen el deterioro y la oscuridad, impresiones que en modo alguno ayudan a resaltar la muy superior calidad de la obra de los insignes maestros de obras Torón y Tellet.

[1] BLÁZQUEZ HERRERO, C. y PALLARUELO CAMPO, S.: Maestros del agua. Ed. Gobierno de Aragón. Zaragoza, 1999. P. 636-638

 

  • Colungo. Iglesia de Nuestra Señora del Pilar 2
  • Colungo. Iglesia de Nuestra Señora del Pilar 3
  • Colungo. Iglesia de Nuestra Señora del Pilar 4
  • Colungo. Iglesia de Nuestra Señora del Pilar 5
  • Colungo. Iglesia de Nuestra Señora del Pilar

 

FaLang translation system by Faboba
 
logo comarca pie
logo-ceder
logo-leader
logo feader
ga agricultura
 

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales.