0
0
jeventpage
0
s2smodern

De la fortaleza que Jalaf ibn Rasid mandó construir a principios del siglo IX no queda nada, salvo su emplazamiento. No pudo elegir un lugar mejor defendido: en lo más alto de la roca, rodeado de abruptas paredes verticales excavadas por el río Vero, aquel castillo tenía un único acceso que defendió con fuertes torres y potentes muros.

Cuando hacia el 1067 cayó en manos cristianas, durante el reinado de Sancho Ramírez, el Abad Banzo fortificó aquel castillo musulmán. El rey le agradeció “los buenos servicios que me hiciste y haces siempre, y porque fabricaste aquella torre en Alquézar para ensanchamiento de los cristianos y desgracia de los moros”.

Sobre lo más alto del cerro, quedan las ruinas de un torreón de planta cuadrangular. Sus muros, de considerable espesor (1,60 m.), estaban construidos con sillares, algunos de los cuales se reutilizaron en varios muros para proteger los almendros de la plantación de Mosen Rafael Ayerbe. 

De esta época son los restos de una pequeña capilla dedicada a Santa María Magdalena, de cabecera plana y bóveda de cañón, que se alza también en lo más alto del promontorio rocoso.

El acceso en rampas sucesivas, pendientes y acodadas se protegió con una torre albarrana. Levantada fuera de los muros de la fortificación primitiva, servía tanto para defensa, como de atalaya. Su construcción sobre la roca debió ser una empresa arriesgada que, sin embargo, fue resuelta con eficacia por una cuadrilla de maestros locales que imitó el magistral modo de hacer de los constructores lombardos. La puerta estaba situada en alto para facilitar su defensa; se accedía a ella a través de una estructura de madera, hoy desaparecida. Y eso que parecen almenas y merlones no son más que los vanos del último piso en donde se debieron situar los cadalsos, es decir, el baluarte de madera con el que se completaba la defensa.

Entre los siglos XV y XVI se fortificó el zigzaguenate acceso al cerro mediante una sucesión de lienzos almenados y con una puerta blasonada. Al atravesarla estaremos frente a una alargada puerta gótica con un bajorrelieve, que popularmente se conoce como La Mazmorra de las Santas. En ese bajorrelieve, del siglo XV, se han representado bajo un dosel las figuras de las Santas Nunilo y Alodia portando la palma del martirio y el momento de su muerte a manos de dos verdugos.

 

  • Alquezar. Castillo 2
  • Alquezar. Castillo 3
  • Alquezar. Castillo 4
  • Alquezar. Castillo 5
  • Alquezar. Castillo 6
  • Alquezar. Castillo

 

FaLang translation system by Faboba
 
logo comarca pie
logo-ceder
logo-leader
logo feader
ga agricultura
 

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales.