0
0
jeventpage
0
s2smodern

Cuando se construyó, en época del románico, tenía una sola nave, delimitada por gruesos y sólidos muros, sin ventanas, cerrada por una bóveda de cañón toda construida en piedra. La bóveda estaba reforzada por potentes arcos de medio punto, que se apoyaban sobre pilares adosados al muro. La cabecera se cerraba con un ábside semicircular. 

Pero en el siglo XVIII todo se transformó. Los gustos habían cambiado y la sobriedad geométrica del templo medieval ya no satisfacía a aquellos hombres y mujeres, que aspiraban a renovar su iglesia de acuerdo con las nuevas modas que el barroco había traído consigo. El buen estado de la fábrica medieval y la necesidad de reducir costes, llevaron al arquitecto a conservar la antigua nave, que quedaría enmascarada por molduras, cornisas y revocos de estuco. Aunque la cabecera fue demolida, la excavación arqueológica ha revelado su trazado. A la nave medieval se superpuso entonces un espacio completamente renovado, de mucha mayor altura y con una gran cúpula sobre el crucero, que marca la dirección hacia el altar. No fue fácil solucionar el encuentro de ambas fábricas en el punto donde convergen: el eje de la nave no está alineado con respecto a la cabecera, sus alturas son diferentes, el tramo de la bóveda es irregular...

La exuberancia de la decoración que se funde con la arquitectura, dio lugar a un espacio monumental. Los muros interiores se ornaron con pilastras acanaladas y potentes cornisas. Frisos altos enmarcan los techos, que se decoraron con molduras formando recuadros.
Y todo ello fue realizado en estuco, una técnica consistente en la aplicación de una pasta de cal y polvo de yeso en forma de revoco. Además, con este humilde material hábilmente coloreado, se conseguían imitaciones de ricos mármoles que se aplicaban a cornisas y zócalos, generando la ilusión de un espacio interior ricamente ornamentado y grandilocuente.
Al exterior se trata de una excelente construcción de sillería dispuesta en hiladas regulares, que en la parte de la cabecera ofrece un aspecto macizo, compacto, cerrado.
De entre todos los volúmenes exteriores destaca la bonita torre, toda de piedra, salvo el chapitel que la remata, construido con ladrillo y decorado con azulejos. En uno de sus muros aparecen dos sillares en los que se grabaron las fechas de las ampliaciones barrocas.

Sus formas simples, macizas y compactas, no son las más espectaculares, pero su estrecho diálogo con el paisaje y el hecho de seguir acogiendo las creencias de nuestros habitantes, les otorgan gran valor.

 

  • Huerta de Vero. Iglesia 2
  • Huerta de Vero. Iglesia 3
  • Huerta de Vero. Iglesia 4
  • Huerta de Vero. Iglesia
FaLang translation system by Faboba
 
logo comarca pie
logo-ceder
logo-leader
logo feader
ga agricultura
 

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales.