Con sus numerosos ríos y su población dispersa en pequeños núcleos, el Somontano ha estado cruzado por multitud de caminos que debían salvar tramos muy peligrosos y congostos. Pero aunque los ríos obstaculizaban la comunicación, en el pasado no fue corriente la construcción de puentes de piedra. Cuando no se podía contar con ellos, la alternativa fueron estructuras de madera o simples troncos sobre un río.

Los puentes de piedra eran un lujo que requería grandes inversiones. Sólo los reyes, los ricos y poderosos podían asumir los gastos de su construcción. Además, también era necesaria la presencia de maestros ponteros especialistas, buenos conocedores del oficio. Por todo ello, su construcción sólo se acometía en cauces peligrosos, en ríos de gran caudal y puntos de fuertes desniveles.

En el entorno de Alquézar hubo al menos 3 puentes, el de Fuendebaños, el de la Albarda y el de Villacantal, lo que de nota su importancia como encrucijada de caminos.

El nombre de Fuendebaños tiene relación con la fuente situada aguas abajo. El agua del manantial sale a una temperatura constante, por lo que da la sensación de ser caliente en invierno. De ahí que en algunos documentos medievales se le llama de Fontes Caldas. “Lleva partículas de azufre, hierro y nitro y contribuye muy eficazmente a curar enfermedades (···) por disposición de algunos facultativos se extrae (···) para los enfermos de dentro y fuera de la villa”

P. Madoz Diccionario geográfico estadístico. 1846

Este puente también se conoce como Puente de Asque, porque el camino de la orilla izquierda remonta por esta localidad hasta Colungo y Naval.

La presencia de un puente en este lugar está directamente relacionada con la del cercano molino, pues el acceso a éste con las caballería cargadas de cereal requería unos mínimos de seguridad cuando los ríos bajaban crecidos... y las avenidas del Vero son súbitas e incontroladas.

Lo forman 3 arcos de medio punto, el central de mayor tamaño; el del lado izquierdo es el más pequeño y hace las veces de aliviadero. Cuenta con 2 tajamares escalonados para minimizar los envites del río y su tablero es a dos aguas. En su fábrica, de diferentes épocas debido a la constantes reparaciones, pueden verse las huellas de las cimbras usadas en la construcción. 

 

  • Alquezar. Puente de Fuendebaños 3
  • Alquezar. Puente de Fuendebaños 4
  • Alquezar. Puente de Fuendebaños 5
  • Alquezar. Puente de Fuendebaños 6
  • Alquezar. Puente de Fuendebaños