Las gentes de estas áridas tierras del Somontano, ante la escasez de manantiales superficiales, idearon un medio para acceder con comodidad al agua subterránea. Son los pozos fuente, una estructura compuesta por una rampa con escaleras, en parte cubierta, que conduce a la cámara abovedada que contiene el agua.

En pozo fuente que hay en Monesma se conoce como “Pozo de la Cabañera”. Los numerosos rebaños que frecuentaban la cabañera se detenían en un abrevadero desaparecido, que debía llenarse con mucho esfuerzo y muchos viajes.

Su agua molla (blanda) no tiene la suficiente calidad para ser bebida. Sin embargo, gracias a tres galerías excavadas en la roca por las que se filtra, mana con regularidad.

Junto al pozo hubo pilas de piedra para lavar. Llenarlas era un trabajo duro para el que las mujeres mayores requerían la ayuda de los zagales.

 

  • Monesma. Pozo fuente 2
  • Monesma. Pozo fuente 3
  • Monesma. Pozo fuente 4
  • Monesma. Pozo fuente