Las conocidas balsas de Basacol tienen origen árabe pues eran los aljibes que abastecían de agua a la villa y a las huertas de Alquézar.

Hace ya bastantes años fueron recuperadas y acondicionadas y se han convertido en un lugar estupendo donde hacer un pic nic ya que disponen de mesas y bancos para poder comer o merendar en un entorno magnífico.

Hay varios recorridos, de diferente dificultad, que tienen su paso por las balsas de Basacol:

Ruta a las Balsas de Basacol: una excursión perfecta para realizar con niños pues es un recorrido fácil y circular. Se accede a ellas a través del Barranco de Payuala y regresar a Alquézar por el Collado de San Lucas.

Ruta a los abrigos de Quizáns y Chimiachas: ruta mucho más exigente que la anterior y que tiene al arte rupestre como protagonista. En el abrigo de Chimiachas se puede observar, desde el exterior, un espléndido ciervo en estilo levantino, declarado Patrimonio Mundial.

Camino Natural del Somontano: un espectacular itinerario de más de 50 km de recorrido que conduce al senderista por los rincones más bellos de la Sierra de Guara. Esta ruta de 3 etapas comienza en el camino que lleva a la ermita de San Gregorio, primero y sigue la tradicional conducción de agua hasta las Balsas de Basacol.

Ruta Mirador de Chimiachas: el entorno de las Balsas de Basacol es un magnífico hábitat rupícola. Durante el ascenso al abrigo de Chimichas, es posible observar diferentes aves rapaces como el quebrantahuesos, el buitre leonado, el alimoche, el halcón peregrino, aviones o el treparriscos.

Ruta Armonía en los contrastes: esta es una ruta para deleitarse con la observación de la riqueza natural que rodea la zona, pues destaca, además de por la ornitología, por otros muchos valores naturales. En esta ruta, se puede observar el contraste entre dos regiones climáticas, la mediterránea y la atlántica.  

 

  • Balsas de Basacol 1
  • Balsas de Basacol 2
  • Balsas de Basacol 3
  • Balsas de Basacol 4